NOTICIAS

Vanity Fair «Comer y reconocer un buen jamón ibérico»

Vanity Fair Comer y reconocer un buen jamón ibérico

Probablemente cuando escuchas o ves las palabras Vanity Fair, viene a tu cabeza moda, belleza, cultura, política, etc. y seguramente lo menos que cruza por tu mente es la palabra «jamón«, pero en un reportaje muy especial para nosotros hemos sido visitados por esta revista internacional.

Esta es una revista estadounidense iniciada en 1913 que cesó en sus actividades hasta que Condé Publications la revivió en el año 1983 con el formato que tiene en la actualidad. La revista no solo reinició sus publicaciones, sino que se ha convertido en referente para muchos y ha batido varios récords de alcance, siendo una de las más influyentes de su sector.

Jamones Faustino Prieto y Vanity Fair

En un muy interesante reportaje, que puedes leer en su totalidad haciendo clic aquí, nos dan un paseo sobre cómo comer y reconocer un buen jamón ibérico. Las fotos que puedes observar en este reportaje han sido tomadas en las fábricas y dehesas de Jamones Faustino Prieto.

Este artículo, más que un reportaje, lo define la misma revista como un manual o guía que comienza explicando como influye la diferencia entre el jamón de cebo, mixto o de campo y el porcentaje racial del cerdo al momento de establecer la calidad del jamón.

También nos explican qué detalles buscar al momento de comprar un jamón: que si la vitola, la caña, la pesuña desgastada, color de la piel, etc. No conforme con esto, también podemos encontrar la mejor manera para comer un jamón ibérico de bellota y potenciar su sabor en el proceso. Cosas tan simple como comerlo con tenedor o cono la mano, comerlo con pan o no e incluso si acompañarlo con vino blanco o vino tinto pueden hacer la diferencia y en este manual explican el por qué.

Como siempre, para la casa Faustino Prieto es un privilegio mostrar a la revista Vanity Fair y al mundo las sutilezas de nuestros productos, nuestras dehesas, nuestra fábrica y el amor y arte que ponemos en cada cosa que hacemos llegar a tu mesa.

Todas las imágenes empleadas en este artículo son de propiedad exclusiva de Vanity Fair.
No aconsejamos hacer uso de ellas con fines lucrativos o sin hacer mención a la fuente. 
Regresar a la lista