NOTICIAS

¿Se puede comer jamón en el embarazo?

jamón en el embarazo

En el momento del embarazo surgen muchas preguntas, a las que a veces no sabemos ni responder. Pero una de ellas, sin duda, es ¿puedo comer jamón en el embarazo?

Seguro que has oído hablar de las toxoplasmosis. Es una enfermedad infecciosa producida por el parásito de toxoplasmagondii. Habitualmente los síntomas no se manifiestan o son muy leves, por eso cuando una mujer se queda embarazada, es difícil saber si lo ha pasado o no, y por ello hay que realizar una analítica para comprobarlo. La toxoplasmosis puede afectar de forma grave si se transmite al feto provocando malformaciones o abortos.

Las heces de gato también pueden contagiar la toxoplasmosis

Por eso cuando conocemos el embarazo de alguien siempre le decimos eso de “se te acabó el comer jamón”, aunque no es del todo cierto.

En la actualidad existe tanta información diferente sobre si se puede o no se puede comer jamón en el embarazo, que muchas personas no saben realmente que es lo que deben hacer.

¿Puedo comer jamón si lo congelo?

Por un lado, existe la recomendación de que, si congelamos previamente el jamón, podremos comerlo. Esto se debe a que el parásito de la toxoplasmosis no soporta temperaturas de menos de 20 grados. Por lo tanto, si realizamos una congelación del producto y una descongelación lenta, respetando la cadena de frío, podemos decir que si se puede comer jamón en el embarazo.

Aunque es cierto, que el proceso de congelado y descongelación, hace que el producto pierda parte de su esencia, por lo que probablemente no notes los mismos matices y sabores.

Igualmente, se ha reducido en gran medida, la posibilidad de encontrar el toxoplasma gondii en el cerdo, debido a los procesos de curación, salazón o ahumado, que hace que se reduzca el porcentaje de encontrar este parásito en los productos.

jamón en el embarazo

Pero siempre, lo más importante es la seguridad del bebé y la madre, por lo que piensa que puedes estar 9 meses sin probar este manjar. Además, es muy importante que sigas los consejos de tu matrona o ginecólogo, e intentar no caer en la tentación. A nosotros también se nos haría duro, pero estaremos esperándote con nuestros mejores productos, para que disfrutes cuando tengas a tu bebé en brazos.

Regresar a la lista

Entradas relacionadas